La vida

Te da respuestas que no estabas buscando, que creias no necesitar.  Lo confundes todo  y  vas  al sillón de las reflexiones. No logras entender el por qué, si todo estaba tan claro, si ya tenias un camino trazado, entonces te das cuenta que no sabes que estas haciendo.

Contradicciones, enojo, desenfoque, mas sigues alli, en el mismo camino, que se ha vuelto confuso, pero entretenido. Quizas tendras que anotar más planes a tu agenda personal  y quitar otros. Tal vez haya que empezar de nuevo.

Marifa

Anuncios

Palabras

Palabras dichas, que no se quedan,

que se repiten, de nada sirven.

Salen del cuerpo, vuelan muy lejos

,se conveirten en cicatrices.

Significados, bellas razones,

desperdiciados en sin sabores,

de las palabras que malgastamos

vacias, huecas, sin acciones.

Decir te amo, es pleno, humano,

Decir te extraño, es sublime,

pero qué pasa si no demuestras lo que

susurras, qué pasa si lo que dices

rompe las reglas de la verdad,

las palabras se vuelven vanas,

pasan por  puertas sin retorno.

La puerta del no sé qué,

la puerta del nunca hice,

la puertas del nunca haré,

porque ya lo dije.

 

 

 

Antología de poetas dominicanos

A tí…(Criolla)

Yo quisiera, mi vida, ser burro,
ser burro de carga,
y llevarte, en mi lomo, a la fuente,
en busca del agua,
con que riega tu madre el conuco,
con que tú, mi trigueña, te bañas.

Yo quisiera, mi vida, ser burro,
ser burro de carga,
y llevar al mercado tus frutos,
y traer, para tí, dentro del árgana,
el vestido que ciña tu cuerpo,
el pañuelo que cubra tu espalda,
el rosario de cuentas de vidrio
con Cristo de plata,
que cual rojo collar de cerezas
rodee tu garganta…
Yo quisiera, mi vida, ser burro,
ser burro de carga…

Desde el día que en el cierro del monte,
cogida la falda
el arroyo al cruzar, me dijiste
sonriendo: ¿me pasas?…
y tus brazos ciñeron mi cuello,
y al pasarte sentí muchas ganas,
de que fuera muy ancho el arroyo,
de que fueran muy hondas sus aguas…
desde el día que te cuento, trigueña,
¡yo quisiera ser burro de carga!…

Y llevarte en mi lomo a la fuente,
y contigo cruzar la cañada,
y sentirme arrear por ti misma,
cuando, a vuelta del pueblo, te traiga,
el vestido que ciña tu cuerpo,
el pañuelo que cubra tu espalda,
el rosario de cuentas de vidrio
con Cristo de plata,
que cual rojo collar de cerezas
rodee tu garganta…

¡Yo quisiera, mi vida, ser burro,
ser burro de carga!

Arturo Pellerano Castro 

Resultado de imagen para arturo pellerano castro

 

LETRA

Letra:
esqueleto de mi grito,
pongo mi corazón sobre tu muerte,
pongo mis más secretas cualidades de pétalo,
pongo…
la novia que he guardado entre el aire y mi cuerpo,
mi enfermedad de ángel con cuchillo,
mi caballero ausente cuando muerdo manzanas,
y el niño que hay en mí, el niño
que sale en cierto día, el día
en que la mano casi no trabaja,
el día en que sencillos
mis pies pisan los duendes que están en el rocío
haciendo el oro joven del domingo.

Todo lo pongo en ti,
y tu siempre lo mismo:
estatua de mis vientos,
ataúd de presencias invisibles,
letra inútil.

Todo,
todo lo pongo en ti, sobre tu muerte.

La letra no me entiende.

Sin embargo…

Manuel del Cabral 

Resultado de imagen para manuel del cabral

Primera Evasión

Lo redondo es un ángel caído en el vacío
de su propio universo,
donde la oscura voz de su verdad resuena
llena de eternidad cerrada y de infinito.

Lo redondo es un río que sale y que torna
de nuevo hacia sí mismo, hacia la hueca nada
donde su ser gravita.

Por su forma la lengua de Dios está explicando
su gracia preferida,
la imagen con que muestra la sombra de su rostro
desnuda sobre el mundo.

-¿No es su ley la que esculpe la manzana del orbe,
el anillo que muerde el pedestal del árbol,
la cabeza del hombre?

Lo redondo es un ángel cautivo que no sueña,
que no se translimita de su cerrado cielo;
un ángel prisionero
que está sujeto a Dios como un objeto más
de amor entre sus dedos.

Franklin Mieses Burgos 

Resultado de imagen para franklin mieses burgos

 

Tus manos caen en la mia como un eslabon eterno 

Hay un espectro de rostro sereno,
de lluvia menuda, de cántaro
volcado de la tierra del alma; uno
que recupera colores en la sufrida
claridad de su sonrisa.
Avanza su espejo medio siglo de barro;
lleva la rosa que sostiene su interior una
libertad de lagrima, una sirena robando el
arcoíris, y una pupila como pegada bondad;
detenta silencio de todos los hombres que alimentaron
el amor, y un corazón, perdida la túnica blanca y roja
que lo denunciaba.
En su frente se pueden escoger los tesoros del dolor,
las latitudes muertas y un portal suspendido
abierto sésamo, rincón en la garganta de los claveles.
(La amargura se abre en el como sol del ojo;
la luna no canta en los gallos de ramas que han emigrado
sus vientos)
A ese rostro nunca regreso la hora de la incoherencia de
sentimientos y religiones: tiene olas en procura de la
entrañable heroica, oído que no
piensa, labios que no se escuchan solo, uñas
que arrastran el cielo y el manantial del aliento
ternura que nace de un noble caracol sin sexo.
Rememora su habitual posición de llanto:
¿Quién eres tu al rededor de mi?
Manuel de todos los canes como niños mansos
de las estrellas, comprende que ella, la muerte, la muerta,
es el movimiento de la vida, que ante de todo inicio la
muerte des nacía en aras del misterio, eraba luceros
que desplazan la suavidad del viento, que te oculta al ruido.
Eres el ángel enviado cerrado del aire, tu mirada,
refleja la terminal soñando, y nunca es tiempo de
que el sol se pudra en tus naranjas lloradas.
Freddy Gatón Arce
Resultado de imagen para freddy gaton arce

PETICION DE LA FLOR

Dame la flor con sus verdades primas,

en traje de nieve o de duro bermellón vestida,

en dulce amarillo de crepúsculo arropada,

en sangre de clavel tintas las manos,

pero dámelas sin razón, sin ciencia ufana,

que discursos y cálculos enojan

a los ángeles que refinan sus colores,

a los ángeles que hacen de su olor delicia plena.

Para gozarla tengo los ojos de la cara

y un mar de recuerdos que bate en mis entrañas,

resonancias de palabras con hilo de oro y sugerencias amarradas,

vasos vacíos que la resplandeciente flor llega

no llena, el hueco de la fenecida rosa deshojada

se colma nada más con lo que fui, que apenas soy,

con la sombra que de mi sombra, sin prisa, se separa.

Me das la razón, me das la ciencia,

Me das, temblando, al pobre misterio sin amparo,

la llave del secreto, la experiencia

que acendra los años ya vividos,

y desde mi trono de nubes e ilusiones yo me niego.

Soy hijo de Dios, nieto de Su palabra incomprensible,

hermano del relámpago y de la llaga de Job,

amigo, sincero, amigo acorralado,

de Juan el Revelador, de Pedro el Torpe,

y amo el espíritu sutil del hombre que cayo en el camino de Damasco.

¿Qué tengo yo de común con ese engendro

de tornillos y ruedas y manómetros atentos

que me da mas lápices por hora?

Hécto Icháustegui Cabral
 
Resultado de imagen para hector inchaustegui cabral poemas

Amor imposible

 

 

 

Dos almas dispuestas a darse por completo. No conocían diferencias. No distinguian las inconcruencias. Dos almas cándidas. Dos almas puras que decidieron arriergarlo todo,  y lo perdieron.

Marifa  

 

Quiero

 

 

Quiero sentir la alegría de la brisa,

quiero verle la sombra a luna,

quiero tocar el sol,

quiero bailar en las nubes.

 

Quiero flotar en el aire,

quiero cantarle al desierto,

quiero aprender a odiar,

quiero disfrutar sin dudar.

 

Quiero rozar almas,

quiero hablar con Dios,

quiero olvidar  vicios ,

quiero saber quien soy…

Ver más allá de ti mismo

Hay momentos sutiles que nos dan grandes lecciones. Ese caso de verte reflejado en otra persona. Encontrártelo raro o chillón, muy callado o demasiado estridente. Luego te detienes un segundo y lo ves a los ojos. Eres tú a quien ves, todo ese tiempo eras tú. Te sientes mal o bien, culpable o gracioso,  o simplemente no logras reconocer lo que pasa dentro de tí, qué te quizo decir la vida en ese instante… Pues era un no juzgues a un libro por su portada. Los reflejos pueden confundir. Ver más allá de uno mismo, tratar de conocer a los demás de verdad por lo que son, no por lo que queramos interpretar. No por lo que queramos que los otros sean. Puede que no nos agrade lo que descubramos, pero al menos le dimos la oportunidad de ser. Eso es lo importante. De todos se aprende.

 

Marifa

¿Te detienes un minuto y me ayudas?

!!Hola gente hermosa!! Les cuento que en mi país inició hoy la feria del libro  y entre otras cosas, pues se colocan puestos de editoras y hacen especiales súper emocionantes para quienes aman la lectura y no poseen la olla dorada que está al  final del arco iris.

Me gustaría saber si hay algunos que quisieran reconmendarme, porfa, de lo que sea y de quien sea, pero que valga la pena … 🙂

Gracias de ante mano,

Besos infinitos…

Marifa

 

Resultado de imagen para feria del libro santo domingo 2016

Cuando te miro

 

Penetro hacia el fondo de tu alma
siento lo que sientes, vivo en tí.  Navego en los mares
de los pensamiendos que les escondes al mundo, me sumergo en lo más profundo de tu ser.

Derrepente caen desde el cielo de tus ojos mensajes. Mensajes
que solo se pueden trasmitir de esa forma, que mojan hasta la más pequeñas
montañas de mi ciudad interna. En un instante se convierten
en fuegos artificiales que alegran mi corazón. Dulces melodías balian en mis oidos…

Lo que era cristalino y tibio se convierte en  algo triste. Un fuerte huracan  destruye todo a su paso y pestañeas. Quiero volver, pero es imposible, ya te fuiste. No tengas miedo, yo si te quiero, y pido al cielo que me haga sentir la plenitud que hayo cuando te miro.Cuando te miro solo a ti.

Sábado

Cual aroma del rocío viene tu perfume a mí, mientras espero en la galería la hora. La hora de verte. Recuerdo poco a poco cada encuentro pasado y sonrío porque te amo, sonrio porque se repetirá.

Ruego a Dios que lo que imagine se pueda llevar a cabo. No es porque no queramos lo sé, son cosas del destino.  Me enamoré de quien no tienen tiempo y tu de quien  juega con el. Cosas de la vida difusa que nos divierte y destroza, pero que hay que agradecer, porque al menos te conocí.