Diario de dos enamorados

”Yo te quiero princesa”, escucha en sus sueños. Ojos dulces que sacian sus deseos, caramelo se vuelven las palabras que derriten lentamente sus entrañas.

Nunca había sentido igual, su presencia la calma, no lo quiere aceptar, le encantó su mirada.

Cada noche la piensa con desespero, tiene ganas de verla y pierde el sueño. Son tantas cosas que quiere él decirle, muere de ganas por ver su sonrisa firme.

Desesperado está, sabe bien que la ama, lo que quiere es gritar, no sabe si podrá llegar.

No lo buscaron, apareció de la nada. Inundó su ser, calmó sus aguas más bravas. Colmó sus pensamientos, escaló sus montañas más altas, llegó a su ser,  y pidió de recompensa su alma.

Abre la ventana, esperanzada, le pareció escucharle, de madrugada. Pestañea  un momento y suspira cansada, otra vez engañada por sus ganas.

Nunca había sentido igual, sabe bien que lo ama, desesperada está, lo que quiere es gritar.

Camina decidido, a todo y sin nada, repite diálogos sosos  mientras en sus palmas descansan unas lavandas. No está seguro de lo que pueda pasar, mas siente que no puede esperar más.

No sabe si podrá llegar, su presencia lo calma, no lo quiere aceptar, le encantó su mirada.

La luna fue testigo de sus razones, por todos lados quedó retazo de sus pasiones. Acalorada experiencia, perfume de flores, tiernas armonías guardadas en sus corazones.

 

Anuncios

2 Replies to “Diario de dos enamorados”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s