Sabré que he dejado de vivir

Si descansar en tus labios es un pecado, y desear tus brazos una osadía, pues me declaro pecador y osado.

Si pensarte sin descanso es ser extremista y buscarte en todos lados una locura, pues soy el ser más exagerado y desconcertado.

Si decir que me enamoro cada día de tus ojos es una cursilería, y que no encuentro como explicar lo que me provocan tu sonrisa, un empalago, pues soy cursi  y empalagoso.

Si al escribir  una vez más que te amo harto las letras que me han servido de puente. Si al cantar tu nombre, la melodía se vuelve ambigua, pues buscaré otra manera. Si no la encuentro, me la invento y si aún así me es imposible, sabré que he dejado de vivir.

 

 

Marifa

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s