El pequeño dolor

Mi dolor es pequeño,
pero aún así bendigo este dolor,
que es como no soñar después de un sueño
o es como abrir un libro y encontrar una flor.

Déjame que bendiga
mi pequeño dolor,
que no sabe crecer como la espiga,
porque la espiga crece sin amor.

Y déjame cuidar como una rosa
este dolor que nace porque sí;
este dolor pequeño, que es la única cosa
que me queda de ti.

 

José Ángel Buesa

Anuncios

3 Replies to “”

      1. Bueno… se puede decir q aun me gustan muchos de sus poemas. Te recomendaria a Benedetti y Nerduda, pero seguro los has leido. Otros que te recomendaria son: Dulce Maria Loynaz, Rafael Alberti, Gabriela Mistral, Jorge Luis Borges, Carilda Oliver Labra… en fin. hay mucha poesia por ahi… 😉

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s