Mi secreto

 

No debería si quiera escribirlo, siquiera pensarlo, al instante en que se enrede en alguna nube de ilusión, podría correr el riesgo de que los ángeles  se lo contaran a Dios… sí, tal vez él lo sepa, pero no es lo mismo si le van con el chisme, ellos tienen el arte de hacer lo de lo simple un bochorno, mi corazón escatima reproches, no está hecho para la perversión.

Pocas cosas me asustan tanto como el saberte cerca, sacudiendo todo con tus versos, mirándome como cachorro amedrentado. Jamás has intentado llevarte nada, todo lo contrario, vuelves de manera constante, me quitas en cada encuentro un pedazo, causándome estragos en el alma, haciendo que sea necesario tu presencia en mi,  es por ello, que aunque duela, tendré que dejarte ir… ¿Cobarde, quién? ¿Yo? Pero si no he hecho más que darte todo y  tú siquiera te has dado cuenta, mira que nunca antes había guardado algo como te guardo a ti.

 

Marifa

Pintura: Eql mago de Gilson R Cuba.

Anuncios

Por un momento

Por un momento llegó mí las ganas de volver a probar el dulce de tu voz,

por un momento quise sentir como se desvanecía mi pecho al roce de tu esencia,

por un momento intenté entender el por qué de tu viaje repentino, difuso, sin retorno,

por un momento lloré, me arrepentí de haberte comprado el vuelo,

por un momento, solo por un momento estuve a punto de buscarte,

entonces mi boca se entumeció al probar el agrio de esas razones.

Marifa

Pintura: Hombre llorando de Juan Manuel Lima.

Lorna Goodison

Vamos a darnos un baño tibio en las aguas de esta poetisa y pintora jamaiquina nacida en 1947. Es una de las principales escritoras antillanas de la generación nacida después de la Segunda Guerra Mundial, que además fue nombrada Poeta Laureada de Jamaica en 2017.

A través de sus poemas y relatos breves refleja la evolución de la mujer caribeña: la aceptación de su pasado y su apariencia, en definitiva, la aceptación de su identidad. La esclavitud, belleza y maternidad son temas recurrentes en sus trabajos. Goodison representa una esclavitud física pero también mental (esclavitud a la belleza de la sociedad americana como contraposición a la caribeña) y final libertad y aceptación de su identidad como mujer y madre.

Dejaré que su magia hable por sí sola. Sumérjanse despacio, sin prisa… disfruten…

Marifa

EXCAVANDO

la larga línea de David y Margaret,
desenterrando la evidencia del nacido muerto
que no aspiró para engendrar el tiempo.

El cual comenzó con Nana Frances Duhaney de Guinea
y William Henry Harvey de Inglaterra, quien se casó
y engendró a Tom, Fanny, Mary y David
Harvey, quien se casó con Margaret, la progenie

de Leanna Sinclair también de Guinea y de George O’Brian
Wilson de Irlanda.  Así es cómo llegaron a provenir de
la larga línea de vida de David y Margaret,
quienes engendraron a Cleodine, Howard, Edmund,

Alberta, Flavius, Edmund, Rose, Doris
y Ann. Y yo desciendo de Doris, y Joan
viene de Ann, pero era como si fuésemos
hijas de una única mujer. Entra primo,

sal del frío; hay momentos que uno tiene que
buscar ayuda bajo su propia viña y entre sus hojas.
Miremos ahora hacia la roca y la cantera
en las cuales nuestras generaciones fueron talladas.

Mi Testamento

Hijo,
eso es mi testamento
– aunque lo doy antes de tiempo –
dado que adivinan para mí las quiromantes
una “línea” de vida muy prolongada.
Y además, ¿quién sabe si hubiere algo que vale legarte,
(si yo lo adquiera),
antes de mi “línea” de vida
se mueve poco a poco hasta el lado oscuro
de mi mano?
Pero, para comenzar:
el don para la música – de cantar,
esta fuente agradable y directa de liberación
yo no recibí,
entonces dejo para tí la esperanza que
Dios puede captar la indirecta.
.
Y pues:
el derecho de llamar a todos más mayores:
Señor, Señorita, también Doña,
por el amor extenso de nuestras formas más sencillas.
Pues:
Come el pan y la sal de cada día
dando gracias – y ¡qué nunca entiendas El Hambre!

También: los libros. (Quiero decir: el amor de libros.)
Y ojalá que te ganes – como yo he ganado – amigos auténticos…
Pero…por si acaso,
Ama los libros.
Porque, cuando el empastado de un libro se hace a pedacitos,
todavía pueda componerlo;
no es el caso con las amistades.
.
Ah, también:
no oro, nunca del oro.
Tanta gente mueren por el oro – ¡tanta matará por eso!
Y además, su rostro es demasiado audaz.
.
Esta comtemplación es la última que te daré:
la mayoría de veces deberías enseñar una pátina de tono más sutil,
pues,
cuando floreces
lo valorán.

 

Vengo de una tierra
vengo de una tierra
donde la misma tienda
ofrece desayuno
costura y confección y pescado.
Donde el puerto de St. Mary
está escrito en español
y pronunciado en la lengua Twi.
Donde un aviso
basteado de palabras
dice: Establecimiento de Essie
de costura y confección, trabajo bien
hecho
coso para todas las tallas
ningún arma forjada
contra mí prosperará.
Essie dice el agua está fría
la canoa no sale
pues los peces están de leva y al fondo.
No hay pescado hoy, lleve verduras.
Ningún arma forjada
contra ti prosperará.
Tú mismo no forjes ningún arma.
Vete al fondo cuando el agua esté fría,
y ahí haz tu buen trabajo,
pero solo Essie hace todas las tallas.

Desmedro

Solo vale sentir los latidos que imitan el ritmo

incesante del alma contra los miedos,

allí se rozan con nítidos pensamientos del qué será,

el pánico te enmudece justo cuando estabas dispuesto a gritar,

levitas, se te acalambra la conciencia, aguantas,

tic, tac, tic, tac, tic, agonizas, aguantas un poco más,

permites que en desmedro se te vayan las ganas,

entiendes que aveces es mejor correr que enfrentar.

 

Marifa

 

Pintura: Loli- Martinez.

Temporada de poesía Caribeña

Hola gente linda, les traigo una propuesta que sé les llenará los fines de semana de colores brillantes y cálidos. Sucede que durante tiempo indefinido estaré publicando un poquito de los poetas más importantes nacidos en el mar Caribe.

Promover la cultura que me rodea es uno de mis objetivos principales de este año y  poder compartirlo con ustedes me llena de alegría, me motiva sobremanera, espero que les guste el olor a mar y la cercanía que nos ofrece esta zona intertropical.

Vamos a empezar con el amor de mi vida, José Ángel Buesa, nacido en Cuba en el año 1910. Conocido como “el poeta enamorado”, llegó a convertirse en uno de los autores más populares de su época. La crítica no siempre ha sido bondadosa con su obra por considerar que no logró desarrollarla a totalidad (honestamente no me imagino a un Buesa de otra manera, más sublime, pero hay que  respetar). Entre sus aportes más importantes están los poemarios: “La fuga de las horas“, “La vejez de Don Juan“, “Lamentaciones de Proteo” , “Poemas en la arena”, y mi favorito “Cantos de proteo”.

 

Poema de las cosas

Quizás estando sola, de noche, en tu aposento
oirás que alguien te llama sin que tu sepas quién
y aprenderás entonces, que hay cosas como el viento
que existen ciertamente, pero que no se ven…

Y también es posible que una tarde de hastío
como florece un surco, te renazca un afán
y aprenderás entonces que hay cosas como el río
que se estan yendo siempre, pero que no se van…

O al cruzar una calle, tu corazón risueño
recordará una pena que no tuviste ayer
y aprenderás entonces que hay cosas como el sueño,
cosas que nunca han sido, pero que pueden ser…

Por más que tu prefieras ignorar estas cosas
sabrás por qué suspiras oyendo una canción
y aprenderás entonces que hay cosas como rosas,
cosas que son hermosas, sin saber que lo son…

Y una tarde cualquiera, sentirás que te has ido
y un soplo de ceniza regará tu jardín
y aprenderás entonces, que el tiempo y el olvido
son las únicas cosas que nunca tienen fin.

 

Canción del amor ajeno 

Sólo tú y yo sabemos lo que ignora la gente
al cambiar un saludo ceremonioso y frío,
porque nadie sospecha que es falso tu desvío,
ni cuánto amor esconde mi gesto indiferente.

Sólo tú y yo sabemos por qué mi boca miente,
relatando la historia de un fugaz amorío;
y tú apenas me escuchas y yo no te sonrío…
Y aún nos arde en los labios algún beso reciente.

Sólo tú y yo sabemos que existe una simiente
germinando en la sombra de este surco vacío,
porque su flor profunda no se ve, ni se siente.

Y así dos orillas tu corazón y el mío,
pues, aunque las separa la corriente de un río,
por debajo del río se unen secretamente.

 

 

Poema del renunciamiento 

Pasarás por mi vida sin saber que pasaste.
Pasarás en silencio por mi amor y, al pasar,
fingiré una sonrisa como un dulce contraste
del dolor de quererte… y jamás lo sabrás.

Soñaré con el nácar virginal de tu frente,
soñaré con tus ojos de esmeraldas de mar,
soñaré con tus labios desesperadamente,
soñaré con tus besos… y jamás lo sabrás.

Quizás pases con otro que te diga al oído
esas frases que nadie como yo te dirá;
y, ahogando para siempre mi amor inadvertido,
te amaré más que nunca… y jamás lo sabrás.

Yo te amaré en silencio… como algo inaccesible,
como un sueño que nunca lograré realizar;
y el lejano perfume de mi amor imposible
rozará tus cabellos… y jamás lo sabrás.

Y si un día una lágrima denuncia mi tormento,
—el tormento infinito que te debo ocultar—,
te diré sonriente: «No es nada… ha sido el viento».
Me enjugaré una lágrima… ¡y jamás lo sabrás!

 

Arte poética 

Ama tu verso,
y ama sabiamente tu vida,
la estrofa que más vive,
siempre es la más vivida.
Un mal verso supera
la más perfecta prosa,
aunque en prosa y en verso
digas la misma cosa.
 
 
Así como el exceso
de virtud hace el vicio,
el exceso de arte
llega a ser artificio.
Escribe de tal modo
que te entienda la gente,
igual si es ignorante
que si es indiferente.
 
Cumple la ley suprema
de desdeñarlas todas,
sobre el cuerpo desnudo
no envejecen las modas.
Y sobre todo,
en arte y vida, sé diverso,
pues sólo así tu mente
revivirá en tu verso.
Este artista murió como muchos grandes de este mundo, sin el reconocimiento que merecía el 14 de agosto de 1982 en República Dominicana.
Marifa
Posdata: Lo amo con todo mi corazón ¿A caso ustedes también?

Zamba para olvidar

No sé para que volviste

Si yo empezaba a olvidar

No sé si ya lo sabrás

Lloré cuando vos te fuiste

No sé para que volviste

Que mal me hace recordar

La tarde se ha puesto triste

Y yo prefiero callar

Para que vamos a hablar

De cosas que ya no existen

No sé para que volviste

Ya ves que es mejor no hablar

Que pena me da,

saber que al final

De este amor ya no queda nada

Solo una pobre canción

Da vueltas por mi guitarra

Y hace rato que te extraña

Mi zamba para olvidar

Mi zamba vivió conmigo

Parte de mi soledad

No sé si ya lo sabrás

Mi vida se fue contigo

Contigo mi amor contigo

Que mal me hace recordar

Mis manos ya son de barro
Tanto apretar al dolor
Y ahora que me falta el sol
No sé que venís buscando
Llorando mi amor llorando
También olvídame vos…